16-04-2016 ALMA LLANERA Soul of the Plains

Tickets from: http://clararodriguez.brownpapertickets.com/

or at the door on the day of the concert

Programme CLARA_A5_Flyer_2016.jpg

Programme details:
Clara Rodríguez SOUL OF THE PLAINS Alma llanera

St. James’s Church Piccadilly. London. Saturday 16-04-2016 at 730 pm

Clara Rodríguez, piano Carlos Nené Quintero, percussion Edwin Arellano, cuatro
Timothy Adès, Thomas Lyttelton and Leonardo Muller Rodríguez, readers

Ariel Ramírez:
Four Piano Studies: Bailecito-Cueca -Chamamé-Carnavalito

Federico Ruiz:
La peruanita (from “Pieces for children under 100 years of age”)

George Gershwin:
Three Preludes

Moisés Moleiro:
Estampas del llano /Pictures of the plains

Poem “Píntame Angelitos negros” by Andrés Eloy Blanco read in Spanish and in English

Antonio Estévez:
Ancestro-Ancestro-Ancestro-El Trompo- Florentino cuando era becerrero-Angelito negro- El pajarito- Toccatina (From “17 Canciones infantiles”)

Poem “Florentino and the Devil” by Alberto Arvelo Torrealba read in English

Heraclio Fernández:
El diablo suelto /The Devil on the loose

INTERVAL

Juan Carlos Núñez:
Retrato solemnísimo de Aldemaro Romero

José María Vitier:
Danza de fin de siglo

Simón Díaz:
Caballo Viejo

Alberto Ginastera:
Three Argentinean Dances
Danza del viejo boyero-Danza de la moza donosa-Danza del gaucho matrero

Poem “Florentino and the Devil”

Aldemaro Romero:
El Negro José

Ernesto Nazareth:
Odeon

Poem Apure in one journey by Genaro Prieto
Genaro Prieto:
Apure en un viaje

Germán Darío Pérez:
Tranquilamente un tipo leal

Pedro Elías Gutiérrez:
Alma llanera

Alberto Ginastera

ALBERTO GINASTERA

Buenos Aires 11-April  1916-Geneva 25- June 1983

Just like Chopin, Ginastera wrote his first concerto at the age of 19, the Concierto Argentino which he later withdrew as he did with many of his early works preferring start his Op. 1 with the Ballet Panambí following that with the now famous Three Argentinean Dances for piano.
Ginastera was born in the year of the 100th anniversary of the Argentinean Independence from the Spanish Empire which was probably a time of affirmation of the national identity.
Ginastera is in love with his land but also expresses, especially in his late works, the anguish and disappointment of most of the 20th century Latin American artists with the outcome of the local politics, with the debacle of what has become by now the eternal failure of the handling of an already suffered society.
How many dictatorships did Ginastera endure in his life? The performance of his Bomarzo opera, for instance, was forbidden by one of the Argentinean dictators in 1967. Luckily his works, although not always well received by the critics, were being championed by musicians in the USA, Europe and other Latin American countries. Little by little his music has become mainstream.
He founded La Plata Conservatoire but in 1949 left the country to live in Tanglewood where he was helped by Aaron Copland; he went back to Argentina in 1958 when he was invited to teach composition at the Instituto di Tella where he taught, amongst many students, Astor Piazzolla and could invite the most important international composers of the time such as Nono, Ligeti, Xenakis to share their expertise.
Villa-Lobos who was an established composer by then, admired the talent of the young Ginastera.
In much of his music, Ginastera shows the influence of the Argentinean folk music and dances which derive naturally from the Spanish, the native Indian and the African cultures just like in the rest of Latin America. He seems to enjoy the obsessional character of the malambo dance and seems to be inspired by the gaucho traditions.
In fact what is great about Ginastera is that he transcends the nationalistic notion even when his music is telluric and a good amount of his works are close to the Argentinean Pampas and South American music such as the genres from the Andean plateau. He embraces in his own personal way pantonality, serialism, bi and micro tonality using all these techniques to create his idiom.
His writing is very clear, according to pianist Alberto Portugheis who met him and has recorded his piano and chamber music; he was very meticulous with the way his scores looked having in the end the appearance of near architectural designs.
Composer Juan Carlos Núñez also met Ginastera in Venezuela in 1983 and tells me that it was a pleasure to talk to him as he was a highly educated person and they had the chance to discuss many subjects including the books and scripts that gave rise to his operas Bomarzo (Manuel Mujica Láinez) and Beatrix Cenci (Antonin Artaud, the Theatre of cruelty).
I have been in love with his music since I was a teenager in Caracas and have enjoyed playing it enormously. It has to be thanks to the rhythmic drive and technical challenges in the fast sections but also to the great lyricism and sense of loneliness and space in his slow movements.
Incidentally I shall play his Three Argentinean dances next to the Children Songs by Antonio Estévez who was also born 100 years ago and who was a close friend of Ginastera’s in my Alma llanera concert on April 16th at 7.30 pm at St. James’s Piccadilly.

Piano works by Alberto Ginastera:
Danzas argentinas, Op. 2 (1937)
Tres piezas, Op. 6 (1940)
Malambo, Op. 7 ( 1940)
Pequena Danza (from the ballet Estancia, Op. 8) (1941)
12 Preludios americanos, Op. 12 (1944)
Suite de danzas criollas, Op. 15 (1946, revised 1956)
Rondó sobre temas infantiles argentinos, Op. 19 (1947)
Piano Sonata No. 1, Op. 22 (1952)
Arrangement of an Organ Toccata by Domenico Zipoli (1970)
Piano Sonata No. 2, Op. 53 (1981)
Piano Sonata No. 3, Op. 54 (1982)
Danzas argentinas Para los niños (Unfinished)
Moderato: para Alex
Paisaje: para Georgina

El Cuarteto y yo 09 332

 

Entrevista a Clara Rodriguez por su Concierto Alma llanera

http://www.expressnews.uk.com/texto-diario/mostrar/414075/clara-rodriguez-y-su-alma-llanera

Perfiles

Clara Rodríguez y su ‘Alma Llanera’

|

La aclamada pianista venezolana llenará de música la iglesia de St. James

Por Yohanna Rozo


Clara Rodríguez es concertista, profesora de piano del Royal College of Music
(Junior Department) y artista del sello Nimbus Records.

Recibió el premio “Músico Clásico del Año 2015” en los LUKAS en el Reino Unido y el
próximo 16 de abril ofrecerá el concierto titulado ‘Alma Llanera’.

El programa que incluirá Caballo viejo de Simón Díaz, Canciones infantiles de Antonio
Estévez, Apure en Un viaje por Genaro Prieto, Retrato de Aldemaro Romero de Juan
Carlos Núñez, El Negro José de Aldemaro Romero, Bambuco y Pasillo de
Germán Daría Pérez, tangos de Ernesto Nazareth, danzas argentinas de Ariel Ramírez
y de Alberto Ginastera, Preludios de George Gershwin y el famoso joropo Alma Llanera
de Pedro Elías Gutiérrez.

A Clara se unirá en el escenario Timothy Adès, quien es traductor y poeta,
ganador del Premio Valle-Inclán del Times Literary.

Esto fue lo que conversamos con Clara Rodríguez y su ‘Alma Llanera’

Recientemente fuiste reconocida en los LUKAS ¿qué significó este premio para ti?

Para mí ha sido maravilloso ver la reacción de la gente, así como la felicidad y el orgullo que esta distinción ha traído a mi país, a mis colegas británicos, venezolanos y latinos, amigos, familiares y a todos los que siguen mi carrera con tanto cariño. ¡Ese ha sido el verdadero premio para mí! A través de esta experiencia puedo comprobar que el trabajo que uno hace con tanto esfuerzo el cual es muchas veces solitario, tiene significado para muchas personas; que no sólo la incertidumbre que conlleva esta ocupación, sino también la alegría y emoción que uno siente por la planificación de los conciertos, con los programas a realizar o incluso que la enseñanza de nuestro arte tiene un lugar en la sociedad, la cual es tan diversa. Ha sido un honor y estoy muy agradecida.

¿Cómo describes la oportunidad de llevar tu música por todo el mundo, especialmente a los escenarios europeos?

Pienso que las oportunidades hay que muchas veces crearlas, no creo que se den fácilmente y hay que contar con el apoyo de los amantes de la música, los conocedores y los que quieren descubrir algo que es desconocido para ellos. Es una suma de factores que hacen posible que se produzca la magia de tocar conciertos, grabar discos y promocionar intensamente nuestro repertorio: la música de Latinoamérica que ha sido mi norte durante muchos años. La gente se emociona con la belleza de nuestra música, quieren tocarla, publicarla, ha sido parte de exámenes internacionales, la tocan en radios en muchos países del mundo. En otras palabras estamos llegando a permear el mundo de la música que no conocía nuestro legado musical y cultural.

¿Cómo recuerdas los inicios de tu carrera en la música?

Con mucho cariño, tuve grandes maestros, todos dedicados a la música y a su enseñanza, con gran ética profesional, amor y apasionados por su arte. Estudié en el Conservatorio Juan José Landaeta de Caracas con la pianista Guiomar Narváez y los compositores Ángel Sauce y Antonio Lauro. Las clases se daban en una bella casa de un barrio llamado Campo Alegre y era muy agradable asistir allí, además toda mi educación fue gratuita, un privilegio con el que hemos contado los venezolanos.

¿Cuál fue la principal motivación para arrancar con este sueño?

Mi madre había estudiado algunos años de piano con el maestro Moisés Moleiro y adora la música, ella me enseñó las primeras notas y me llevó a hacer el examen de admisión y luego durante siete años me llevó a las clases. Mucho sacrificio porque la escuela quedaba lejos de nuestra casa.

Hace cuánto estás en Inglaterra y qué te motivó a llegar al Reino Unido

Los directores del Royal College of Music fueron invitados a Caracas a realizar audiciones para dar unas becas, impulsado por el Sr. Carlos Díaz Sosa. Yo tenía diecisiete años cuando me presenté a ese concurso y gané una de las cinco becas, a los pocos meses me encontré en Londres, viviendo en South Kensington al lado del Albert Hall y sentí por primera vez lo que era ¡el frío! Los ingleses se han portado muy bien conmigo.

En este ejercicio de cercanía con la comunidad, qué destacas de la comunidad latinoamericana en UK

Es una comunidad que trabaja duro, que quiere progresar y vivir decentemente, se portan bien y dan lo mejor de sí.

¿Cuáles son las principales dificultades que has encontrado en el camino?

Las dificultades se vencen o se toma otra vía.

Quiénes te acompañan en este sueño

Mi esposo e hijo, mis familiares en Venezuela o en Francia y todos mis amigos.

¿Cuál ha sido el mayor reto tuyo como artista?

El reto siempre será el mismo: hacer música y tocarla al más alto nivel posible.

¿Para ti cuál es la principal satisfacción de este proceso que has llevado por años en la música?

Moverle los sentimientos a quien escucha.

¿Cuál es el lema o la filosofía de vida que siempre sigues?

Ser leal y seguir los pasos que te indican la consciencia y el corazón. Buscar el equilibrio.

Alguna anécdota positiva que puedan compartir con los lectores de Express

Estoy feliz porque el sábado 16 de abril tocaré un programa de música de países como Haití, Colombia, Venezuela, Estados Unidos, Brasil y Argentina en el corazón de Londres y me acompañará Timothy Adès ,poeta, quien recitará sus traducciones al inglés de bellos versos de Florentino y el Diablo de Alberto Arvelo Torrealba y Píntame angelitos negros de Andrés Eloy Blancolo cual es la primera vez que se haga aquí en el Reino Unido, ésta aventura musical y poética va a tocar la fibra de los lectores de este popular e importante periódico latino.

¿Qué significa el piano para Clara Rodríguez?

Es una necesidad física e intelectual. Si me faltara me deprimiría.

¿Cómo te sueñas en los próximos años?

Siempre con mi piano y la bella música a mi alrededor.

¿Cuál es la pieza musical que te encanta interpretar?

Creo que no hay suficiente espacio para contestar esta pregunta ¡Jajajajaja! ¡Amo tantas piezas! Definitivamente la música de nuestros países me hacen pasar el invierno en una nube, me hacen feliz. Amo a los clásicos, sobre todo Mozart, Scarlatti, Rachmaninoff, Chopin, pero la música Latinoamericana tiene cualidades excepcionales que van de la alegría a la tristeza, pasando por el dolor, la profundidad, la nostalgia y una cantidad de ritmos así como acentos interesantísimos y propios de cada país.

¿Cuál es el momento del día en el que más te inspiras para tocar el piano?

Cualquier hora es buena para inspirarse, es casi un lujo poder sentarse al piano cuando la vida te exige tantas actividades que no tienen que ver con eso.

Si alguien quiere disfrutar de tu interpretación dónde podrá hacerlo próximamente

El Sábado 16 de Abril en la iglesia St. James’s dePiccadilly a las 7.30 pm; además mis CDs se encuentran en Amazon.

DESTACADO: Actualmente Clara Rodríguez está grabando su nueva producción ‘Latinoamérica de Norte a Sur’

Preguntas rápidas y respuestas cortas

Una comida… Todo lo que sea sabroso. ¡Soy muy buen diente!

Un libro… Palabras con el inmortal de Argenis Rodríguez

Una película… Cyrano De Bergerac

Un viaje… a la Isla de Margarita

Un país… Venezuela

Un deseo… el entendimiento

Conoce más sobre el concierto en clararodriguez.brownpapertickets.com

Visita su Fan Page: Piano Clara Rodríguez

Antonio Estévez is played by thousands

Antonio Estévez is one of the greatest musical figures of Venezuela, he belongs to the important generation of composers taught by Vicente Emilio Sojo; He founded the University Chorus (Orfeón Universitario), was an orchestral conductor and instrumentalist, and was a member of the Banda Marcial and of the Orquesta Sinfónica Venezuela.

He was very demanding with his work. I think that is the reason why he did not leave  a very large amount of pieces; he had a special sound universe where the quest for tone colours and timbre were reminiscent of the style of Manuel de Falla and Claude Debussy but with the inclusion in the European language of the symphony orchestra, of indigenous and Afro-Venezuelan elements. I think every one of his works has its own personality.

In contrast to his well-known tough and undiplomatic freedom of expression!, his music has profound poetry, moments of absolute tenderness and delicate filigree. His approach is that of very refined late nationalism, for me it is like talking about Chopin and his Mazurkas in the Venezuelan context although he did not write music based on traditional forms or dances. There is a deep love for his land represented in  works such as the “Suite Llanera” and of course the iconic “Cantata Criolla” which is for us is the equivalent of what Handel’s”Messiah”is for the English, we get goose bumps from the first note. It was a great idea to have used the poem by Alberto Arvelo Torrealba, which values are valid even today in our society, it sets the cunning man, the man of faith in a discussion with the Devil. In this legend, Florentino is the epitome of the great llanero: handsome, a great rider and cattleman, a singer and a poet. The Devil challenged him to a night of singing. If The Devil wins before dawn, Florentino will go back with him to Hell. Florentino’s prize is simply to have defeated the Devil.

When I studied his “17 Canciones Infantiles ” (17 Children’s Songs) I did it with all the care of which I was capable, by applying my knowledge of both language and musical culture as well as that of the pianist formed for academic piano music. I was familiar with versions by Duphil Monique – who is the dedicatee- and the interpretations of some of them made by the great Alirio Diaz from whom I have learned so much through his recordings.

One afternoon I went with my mom, who  sang in the choir of the première of “Cantata Criolla”, to his home in Los Naranjos. The trip from our end of the city where we live up there was something! We were greeted very kindly, he told me stories that inspired him to write some of the pieces, we delved into some details and he said that he had appreciated that I had gone to play the pieces to him; saying our goodbyes, as we climbed into the cab, he told us in “fortissimo” with his lightly nasal voice, how he wanted to make “a bonfire” with recordings of his music he did not like!

He later said after a concert I played at the Museum of  keyboards in Caracas: “Clara Rodriguez is a poet of the piano. If I was a pianist I would like to play them as she does.” That to me is a treasure and when things are not going well, is a phrase that helps me recover my faith in piano playing! I have just recorded them this year and will play them on 16 April in St. James’s Piaccadilly in London.

About four years ago, I was called by the ABRSM to advice them on Venezuelan repertoire for the piano, and after many presentations and meetings, they have already selected three of our composers. It is an honor and a privilege for those publications as are made available in 90 countries and the tests presented by a number of over 650,000 piano candidates.

For the grade four piano exams of the years 2013-2014 they chose”La Peruanita” by Federico Ruiz and for the period 2015-2016 the “Canción para dormir una muñeca” by Antonio Estévez. At the end of the  period it will have been played by anumber nearing the 40,000 pianists around the world.

Antonio Estevez was interested by contemporary art, and together with artist Jesus Soto created instalations. He also worked in Paris in electronic music, activity that inspired him to found the Institute of Phonology of Caracas where composers such as Federico Ruiz, who was supervised the publication of the “Cantata Criolla” and who dedicated his piece “Meeting of Antonio and Florentino” as well as  Juan Carlos Nunez and Alfredo Del Monaco, among others, could experience composing electronic pieces.

Antonio Estévez was born in January 1 1916 in Calabozo, Guárico State and died on November 26 1988 in  Caracas, Venezuela

 

Tio_de_Ricardo_el_maestro_Antonio_Estévez

Antonio Estévez with his teacher Vicente Emilio Sojo

Clara Rodríguez aporta su visión sobre Antonio Estévez

El guariqueño Antonio Estévez es una de las figuras musicales más grandes de Venezuela perteneciente a la importantísima generación de compositores guiada por Vicente Emilio Sojo; fue el fundador del Orfeón Universitario, director e instrumentista de orquesta, perteneció a la Banda Marcial y a la Orquesta Sinfónica Venezuela.

Era muy exigente con su trabajo. Por eso creo que no dejó una cantidad muy grande de obras, tenía un universo sonoro especial en donde la búsqueda de colores tímbricos recuerdan el estilo de Manuel De Falla o de Claude Debussy pero con la inclusión, en el lenguaje europeo de la orquesta sinfónica, de elementos o giros indígenas y afro-venezolanos. Pienso que cada una de sus piezas tiene su propia personalidad.

En contraste con su conocido carácter recio y su poco diplomática libertad de expresión, su música tiene una profunda poesía, momentos de absoluta ternura y de delicada filigrana. Su acercamiento al nacionalismo es refinadísimo, para mí es como hablar de Chopin y sus Mazurkas. Hay un amor profundo por su tierra representado en sus obras que incluyen la “Suite Llanera” y por supuesto en la emblemática “Cantata Criolla” la cual es para nosotros el equivalente al “Mesías” de Handel para los ingleses, nos emocionamos, se nos pone la carne de gallina desde la primera nota. Fue una magnífica idea haber usado el poema de Alberto Arvelo Torrealba, el cual está siempre vigente y define al hombre astuto y de fe, es casi nuestro Fausto con la diferencia de que Florentino no parece ser tan vanidoso.

Cuando estudié sus “17 Canciones Infantiles” lo hice con todo el cuidado del cual yo era capaz, aplicando el conocimiento tanto de nuestro idioma y cultura musical como el de pianista formada para la música académica para piano. Estaba familiarizada con las versiones de Monique Duphil – a quien están dedicadas- y las interpretaciones de algunas de ellas hechas por al gran Alirio Díaz de quien he aprendido tanto a través de sus grabaciones.

Una tarde fui con mi mamá, quien por cierto cantó en la primera audición de la “Cantata Criolla”, a su casa en la urbanización Los Naranjos . El viaje desde el otro extremo de la ciudad en donde vivimos -El Paraíso- hasta allá no fue cualquier cosa. Nos recibió muy amablemente, me contó anécdotas que lo inspiraron a escribir algunas de las piezas, seguramente que profundizamos en algunas cosillas, pero muy poco. Me agradeció el gesto de haber ido a tocarle las piezas; al despedirnos, ya cuando nos subíamos al taxi, nos contó en “fortíssimo” con su voz un poco nasal, cómo quería hacer “una fogata” con las grabaciones de su música que no le gustaban, así nos despedimos.

Tuve el privilegio de que me las oyera en el Museo del Teclado y dijera: “Clara Rodríguez es una poeta del piano. Si yo fuera pianista me gustaría tocarlas como ella las hace”. Eso para mí es un tesoro y cuando las cosas no van bien, es una frase que me ayuda. Las pienso grabar este año y las tocaré el 16 de abril en St. James’s Piaccadilly en Londres.

Hace unos cuatro años me llamaron del cuerpo de exámenes musicales llamada Associated Board of the Royal Schools of Music para consultarme sobre repertorio venezolano para piano, y después de muchas presentaciones y reuniones, he tenido la gran satisfacción de que ya han seleccionado a tres de nuestros compositores. Eso representa un honor para todos ya que esas publicaciones son adquiridas en 90 países y los exámenes son presentados por un número de más de 650.000 candidatos.

Para los exámenes del cuarto grado de piano de los años 2013-2014 escogieron la pieza “La Peruanita” de Federico Ruiz y para el período 2015-2016 la “Canción de cuna para dormir una muñeca” del maestro Antonio Estévez. Al final del lapso la obra va a haber sido tocada por cerca de 40.000 pianistas alrededor del mundo.

Antonio Estévez tuvo una preocupación por el arte contemporáneo, y sabemos que colaboró en instalaciones con Jesús Soto. También trabajó en París en música electrónica, actividad que lo inspiró a fundar el Instituto de Fonología de Caracas en donde compositores como Federico Ruiz -quien fue su copista y quien le dedicó su pieza “Encuentro de Antonio y Florentino”-, Juan Carlos Núñez y Alfredo Del Mónaco, entre otros, pudieron experimentar en esta rama de la música.

Tio_de_Ricardo_el_maestro_Antonio_Estévez

Antonio Estévez con su maestro Vicente Emilio Sojo

Furiosamente rítmico -Mi concierto en el Southbank Centre es el 7 de Junio

SouthBank-RGB¿Cómo se puede explicar que algunas piezas son deliciosas ? Sólo puedo sugerirles por ahora que vayan a el Southbank Centre, que está mucho más cerca que Caracas o Buenos Aires para escuchar y sentir que los sonidos tienen una tercera ¿dimensión, que pueden ser palpables y pueden ser saboreados; ¿tiene sentido? Por favor, hágamelo saber después de haber estado allí

Me encanta cada nota de las piezas que estaremos tocando en la tarde del domingo 07 de junio a las 4.00 pm en el muy prestigioso Southbank Centre, uno de los centros culturales de Londres que he visitado desde que era un estudiante en el Royal College of Music y donde he tenido el privilegio de tocar conciertos regularmente desde 1992.

Ya que la fecha y la hora me parecieron tan alegres, una soleada tarde de domingo, pensé que sólo un programa de piezas idem podría hacerse.

Comenzando por dos magníficas obras de Albéniz, Evocación y El Puerto, se crea un estado de ánimo que evoca tiempos pasados ​​impregnados de nostalgia y la alegría de la música que tiene elementos de la danza en su núcleo, seguido de dos Danzas Argentinas de Alberto Ginastera, de nuevo, dos gemas contrastantes del repertorio pianístico. El vals Adriana de mi amigo venezolano Miguel Astor se tocará justo antes de la Rhapsody in Blue de Gerswihn y después de esta maravillosa pieza me veré unida a mis músicos invitados para interpretar la hermosa y triste zamba de Ariel Ramírez, Alfonsina y el mar. Siguiendo con el toque femenino, vamos a tocar el Pajarillo de otra querida amiga, la compositora Luisa Elena Paesano, el público sentirá la alegría de la luz del sol de Venezuela, en sonidos, lo aseguro.

El viaje continuará a Brasil con un famoso choro de Ernesto Nazareth, Odeon,y para completar esta primera mitad el Joropo de Moisés Moleiro colmará la sala y el espíritu de los oyentes.

Plantio do caboclo de Heitor Villa-Lobos abre la segunda parte y da paso a más chorinhos o tangos brasileños como Nazaret realmente les llama. La música colombiana estará representada aquí por dos composiciones de Germán Darío Pérez,  tradicionales y al mismo tiempo, en su pasillo y en el bambuco, detectamos una influencia del género creado por Aldemaro Romero, llamado Onda Nueva.

He incluido también la famosa Malagueña del cubano Ernesto Lecuona impregnada del sentimiento andaluz y el brillante zumba Que Zumba, otro enrevesado joropo del venezolano Federico Ruiz.

Para finalizar este maravilloso viaje que estamos planeando estrenaremos una pieza del joven compositor Carlos Pérez Tabares, originalmente escrita para el piano, pero bajo mi petición ha añadido amablemente partes para el cuatro y el contrabajo; Wilmer y Ernesto han añadido la percusión y batería. Se llama Merengada de pajarillo. Voy a explicar más sobre esto en el concierto. Es realmente interesante y emocionante. Por ahora les digo que es un merengue venezolano inspirado en el llamado joropo Pajarillo.

En definitiva se trata de un programa muy especial que mezcla piezas nostálgicas, expresivas con las otras muy rítmicas rápidas y felices. Gran parte de esta música se caracteriza por el virtuosismo, improvisación, armonías cambios de ritmos sutiles y está llena de síncopa!

Realmente espero que ustedes disfrutarán tanto como nosotros.

Para boletos y más información: http://www.southbankcentre.co.uk/whatson/clara-rodriguez-piano-recital-90186

Clara Rodríguez, piano

Cristóbal Soto, guitarra, cuatro, mandolina

Ernesto Marichales, tambores

Wilmer Sifontes, percusión

Marius Pibot, contrabajo