Clara Rodriguez, concert pianist and educator

“The Venezuelan virtuoso pianist Clara Rodriguez”
The Daily Telegraph
Education and Concert career

Clara Rodriguez has built up an enviable international reputation
for her innovative programme planning, juxtaposing standard
repertoire and works by South American composers.
Her playing has been described as being highly expressive,
sensitive with considerable digital clarity and stylistic acumen.
At sixteen she was in her eighth year at the Conservatorio Juan
José Landaeta of Caracas when she took part in a national
competition judged by Michael Gough Matthews and
Barbara Boissard, the then directors of The Royal College of
Music’s Senior and Junior Departments. She was awarded
the Teresa Carreño Scholarship that enabled her to come to
London to study at the Royal College of Music with Phyllis Sellick.
There she studied for a year at the JD and at Senior College
graduated from the Performers’ Course and a two year Post-
Graduate. She was the recipient of many prizes and awards such
as the Scarlatti Prize, the Mozart Prize and the Percy Buck Award,
as finalist in the Chappell Prize; with the RCM orchestras she
performed concertos by Mozart, De Falla, Ravel and Gershwin.
Clara Rodriguez has also studied with Guiomar Narváez
(Venezuela), Regina Smendzianka (Poland), Niel Immelman
(U.K.) Paul Badura-Skoda (Austria) and Irina Zaritskaya (Russia).
In Caracas, aged sixteen she made her debut playing Mozart
Piano Concerto K595 with the Simón Bolívar Orchestra under the
baton of José Antonio Abreu; from then on Clara Rodriguez’s
career as a solo pianist has taken her to Belgium, Denmark, Egypt,
Finland, France, India, Italy, Spain, Syria, Tunisia, The USA and
Venezuela.
In London she is a hugely popular performer who plays to great
acclaim at the Southbank Centre, Wigmore Hall, Barbican Centre,
Saint Martin-in-the-Fields, Leighton House, Bolívar Hall, St.
James’s Piccadilly and St John’s Smith Square.
Recently she has been invited to play a series of celebratory
concertos with the Simón Bolívar Orchestra as well as with other
El Sistema Orchestras for their 40th Anniversary. Clara Rodríguez
also played in the celebrations of the 35th Orquesta Municipal de
Caracas Anniversary Concert Series and the Fitzrovia Festival
(Fitzfest) alongside clarinettist Michael Collins.
Recordings

Her commercial recordings on labels such as ASV, Meridian and
Universal have received outstanding critical acclaim. At present
she has five albums on Nimbus Records of the piano music by:
Teresa Carreño, Ernesto Lecuona, Moises Moleiro and Federico
Ruiz.
Her latest CD, “Venezuela”, contains a collection of dances by 18
different composers and “Americas” her newly recorded album will
be released in the autumn of 2016; it will present a mixture of
music from countries such as Haiti, Cuba, Colombia, Brazil, The
USA, Argentina and Venezuela.
Other titles on her discography are:
Chopin Late Works – Classical Recording Company
El Cuarteto & Clara Rodríguez – Live in Concert in Caracas.
These CDs are broadcast by networks worldwide.
New works

Clara Rodriguez has commissioned and premièred many works
including Federico Ruiz’s Second Piano Concerto which she
recorded with the Orquesta Municipal de Caracas.
Federico Ruiz has also written for her:
• Zumba que zumba
• Tropical Triptych – Sonata in three movements
• Nocturno
• Merengue
• Carnaval
Clara Rodriguez is the dedicatee of a number of other piano
pieces:
• Creciente Waltz by Miguel Astor
• Vista Clara by Lawrence Casserley (piano and ring modulator)
• Three Preludes by Mirtru Escalona Mijares
• Anthology of Venezuelan Waltzes for piano and string orchestra
by Juan Carlos Núñez
• Sin manija by Michael Rosas-Cobian (piano and electronic
sounds on tape)
• Clarissima visione by Diego Silva (for piano and orchestra) and
Africa Mia (for two percussionists and piano)
• Cuaderno de piezas by Adrián Suárez (for piano and indigenous
instruments).
Words and music

Clara Rodriguez has successfully devised, produced and
performed programmes that combine words, visual effects and
piano music:
• Gypsy Ballade – homage to Federico Garcia Lorca
• Liszt in petticoats – dedicated to Teresa Carreño
• Franz Liszt – his poets and demons

Festivals
Clara Rodriguez has founded and directed three music festivals:
• San Martin Theatre of Caracas Festival (1993-1998) for which
she obtained support from the Venezuelan Arts Council and in
1998 from the British Council to present performances by
clarinettist Ian Stuart who played recitals of music by British
composers and Luciano Berio and pianist Niel Immelmann who
gave a recital, masterclasses for the local students and played
Grieg Piano Concerto with the Orquesta Sinfónica Venezuela.
• A Legendary Piano Festival of Caracas (2013) was an event
created by Clara Rodriguez to celebrate the purchase of the
Steinway Concert Grand model D bought to the Southbank
Centre by Venezuela. She invited 16 local pianists to participate
and interviewed each of them in public before each concert; she
gave two dozen interviews herself to the radio, TV and the
national press. Norman Lebrecht published a chronicle of the
procedure undertaken by Clara Rodriguez to successfully
achieve this enterprise, “Brendel’s piano in Caracas”.
• Clara Rodriguez Bolívar Hall Concert Series (2013) Clara
Rodríguez invited musicians from The USA, Spain, Germany and
France to perform in London.
Pedagogy

With an experience of over 25 years, Clara Rodriguez has been an
active, sought after private teacher of students that travel from as
far afield as India, France, different corners of the UK and
Venezuela to receive tuition from her.
Her knowledge of Latin American repertoire has caught the interest
of the Associated Board of the Royal Schools of Music that has
included in its syllabus works suggested by her of composers such
as Federico Ruiz, Antonio Estévez and Miguel Astor.
Her edition of “Pieces for children under 100 years of age” by Ruiz
was launched by Spartan Press Publishers in 2012 and is being
enjoyed by students all over the world.

Her students have won many competitions and scholarships to
different schools in their countries. Some have entered the main
music colleges of the UK such as the Royal Welsh, the Guildhall, The Royal
College of Music and Trinity College as well as Oxford and Cambridge universities and are now pursuing successful performing careers.
As a member of the of the RCM Junior staff since 2006 her
students have played at the Wigmore Hall, the Albert Hall (Elgar
Room) and have been successful in the Royal Philharmonic
Society Duet Competition as well as international competitions.
She is in demand as an adjudicator in several countries and has
given masterclasses in Switzerland, the U.K. and Venezuela.
Articles by Clara Rodriguez have been published on International
Piano Magazine and on Pianist Magazine.
Awards and media
Clara Rodriguez was awarded the 2015 LUKAS prize as Classical
Music Personality of the Year. The Latin-UK Awards (LUKAS) is
the only award to recognize the contribution of Britain’s one million
Latin American, Spanish and Portuguese residents. It is the most
media covered Latin event in the UK’s history, reaching an
estimated 20 million people in the UK, North and South America.
She has also been named Woman of the Year a number of times
by Venezuelan newspapers such as El Nacional, El Universal and
Panorama.
BBC Radio and TV Networks
Clara Rodriguez appears once a year on the BBC Radio 3
programme “In Tune” since its beginnings in 1998. She has also
been invited several times to talk about women composers and to
play their pieces on “Woman’s Hour”. In April this year she was a
guest on the “Music Matters” programme dedicated to the
celebration of Alberto Ginastera’s centenary where she talked to
Tom Service and played two pieces by the Argentinean composer.
Her CDs have featured on “CD Review” and on the “Breakfast
Show”.
She has had interviews on many of the BBC World Service and
France Internationale programmes.
Since her childhood, Clara Rodriguez has appeared playing live on
TV channels in different countries including on Sky television and
France 3.
Further information
For more detailed information about Clara Rodriguez you can visit:
Facebook: https://www.facebook.com/pianoclararodriguez/
Blog: http://pianoclararodriguez.blogspot.co.uk/
Wordpress: https://pianistclararodriguez.wordpress.com/
Twitter: https://twitter.com/VENPIANISTA
Youtube channel: https://www.youtube.com/user/Venpianista
Web: http://www.clararodriguez.com http://www.wordpress.uk.com/
Contact details:
Clara Rodriguez
Clara-0407847263843
clara.rodriguez@rcm.ac.uk

Clara Rodríguez, pianista y pedagoga

 

 

“La virtuosa pianista venezolana Clara Rodríguez.” The Daily Telegraph

Estudios y carrera de concertista

Clara Rodríguez ha adquirido una envidiable reputación internacional por su innovadora manera de programar sus conciertos y recitales, yuxtaponiendo el repertorio académico tradicional con obras de compositores sudamericanos.
Su manera de tocar ha sido descrita como altamente expresiva, de gran sensibilidad, mostrando considerable claridad digital y perspicacia estilística.
A los dieciséis años, cuando cursaba su octavo año en el Conservatorio Juan José Landaeta de Caracas, participó en un concurso juzgado por Michael Gough Matthews y Barbara Boissard, entonces directores de los Departamentos Senior y Junior del Royal College of Music ganando por unanimidad la beca “Teresa Carreño” que le permitió viajar a Londres para estudiar en el Royal College of Music de Londres con la gran pianista inglesa Phyllis Sellick.
En el Senior College, luego de cuatro años se graduó de Concertista, Clara Rodriguez también completó un curso de postgrado de dos años. En el Royal College of Music se distinguió recibiendo numerosos premios entre ellos el Premio Scarlatti, el Premio Mozart y el Premio Percy Buck -Premio Chappell-. Con las orquestas del Royal College of Music se distinguió tocando conciertos de Mozart, De Falla, Ravel y Gershwin.
La primera profesora de piano de Clara Rodríguez fue Guiomar Narváez (Venezuela) en el Conservatorio Juan José Landaeta de Caracas. Clara también ha estudiado con Regina Smendzianka (Polonia), Niel Immelman (Reino Unido) Paul Badura-Skoda (Austria) e Irina

16122932

Pianista Clara Rodríguez. Fotografía por Antolín Sánchez

Zaritskaya (Rusia).
En Caracas, de diecisiete años, hizo su debut con la Orquesta Simón Bolívar bajo la batuta de José Antonio Abreu interpretando el último Concierto para Piano de Mozart K595.
La carrera de Clara Rodríguez como pianista solista la ha llevado en giras de conciertos a Bélgica, Dinamarca, Egipto, Finlandia, Francia, India, Italia, España, Siria, Túnez, Estados Unidos y Venezuela.
En Londres se presenta regularmente obteniendo la aclamación del público y de la crítica en las salas más importantes de la ciudad como el Southbank Centre, el Wigmore Hall, Barbican Centre, San Martin-In-The-Fields, Leighton House, Bolívar Hall, St. James’s Piccadilly y St John’s Smith Square.
Recientemente ha sido invitada a tocar una serie de conciertos de celebración de la fundación de El Sistema con la Orquesta Simón Bolívar y la Orquesta Francisco de Miranda. Clara Rodríguez también participó en las celebraciones de la 35ª Serie de Conciertos de la Orquesta Municipal de Caracas y del Festival Londinense “Fitzrovia” tocando con el afamado clarinetista Michael Collins.
Clara Rodríguez ha actuado como solista bajo la dirección de, entre muchos otros, Jordi Mora, Rodolfo Saglimbeni, Carlos Riazuelo, Marc Dooley, Alfredo Rugeles, Michael Collins, Christopher Adey, Levon Parikian y Luis Miguel González.

Discografía
Sus grabaciones comerciales en sellos como ASV, Meridian y Universal han obtenido las mejores críticas. En la actualidad el catálogo de Clara Rodríguez comprende seis discos en Nimbus Records de la música para piano de Ernesto Lecuona, Federico Ruiz, Teresa Carreño y Moisés Moleiro. Su CD, “Venezuela”, contiene una colección de danzas de 18 compositores y “Américas Without Frontiers”, su nuevo álbum incluye obras de autores de Venezuela, Argentina, Cuba, Brasil, Colombia, Haiti
y Estados Unidos de Norte América.

Otros títulos de su discografía son: Chopin Late Works, Classical Recording Company
Y El Cuarteto y Clara Rodríguez en Vivo.
Estos CD se transmiten por radios y redes del mundo entero.

Nuevas piezas
Clara Rodríguez ha comisionado y estrenado un gran número de obras incluyendo el Segundo Concierto para Piano y Orquesta de Federico Ruiz. Dicho compositor también ha escrito especialmente para ella las siguientes piezas:
 Zumba que zumba
 Tropical Triptych (Sonata en tres movimientos)
 Nocturno
 Merengue
 Carnaval
Entre las obras que han sido dedicadas a Clara Rodríguez se encuentran:
 Creciente (Vals venezolano No 10) de Miguel Astor
 Vista Clara de Lawrence Casserley (piano y ring modulator)
 Three Preludes de Mirtru Escalona Mijares
 Anthología de Valses Venezolanos piano y orquesta de Juan Carlos Núñez
 Sin manija de Michael Rosas-Cobián (piano y sonidos electrónicos)
 Clarissima visione (para piano y orquesta) y África Mia (para dos percusionistas y piano) de Diego Silva
 Cuaderno de piezas (para piano e instrumentos indígenas) de Adrián Suárez.

Pedagogía


Con una experiencia de más de 25 años, Clara Rodríguez ha sido muy solicitada por estudiantes que viajan desde lugares tan lejanos como la India, Francia, diferentes rincones del Reino Unido y de Venezuela para recibir clases con ella.

Su conocimiento del repertorio latinoamericano ha atraído el interés del Associated Board of the Royal Schools of Music (Asociación de las Escuelas Reales de Música), la cual ha incluido en su plan de estudios obras sugeridas por ella de compositores tales como Federico Ruiz, Antonio Estévez y Miguel Astor.

Su edición de “Pieces for children under 100 years of age” de Federico Ruiz fue lanzada por Spartan Press Publishers en 2012 y es disfrutada por estudiantes de todo el mundo.

Sus estudiantes han ganado muchas concursos y becas a diferentes escuelas en sus países. Algunos han entrado en los principales colegios de música del Reino Unido como el Royal Welsh, el Guildhall, el Royal College of Music, la Royal Academy of Music y el Trinity College, así como las universidades de Oxford y Cambridge.

Es profesora de piano en el Royal College of Music (Junior Department) desde 2006. Allí sus estudiantes se han destacado tocado en el Wigmore Hall, el Albert Hall (Salón Elgar) y han tenido éxito en la Royal Philharmonic Society Duet Competition, el BBC Young Musician of the Year y en concursos internacionales.

Clara Rodríguez ha sido jurado de concursos en varios países y ha dado clases magistrales en Suiza, la U.K. y Venezuela. Artículos de Clara Rodríguez han sido publicados en International Piano Magazine, Musical Opinion y en Pianist Magazine.

Reconocimientos y medios de comunicación

Clara Rodríguez fue galardonada con el premio LUKAS 2015 como Personalidad de la Música Clásica del Año. Los premios latino-británicos (LUKAS) son el único premio que reconoce la contribución de un millón de latinos, españoles y portugueses residentes en Gran Bretaña. Es el evento latino de más repercusión en los medios de comunicación en la historia del Reino Unido, llegando a un estimado de 20 millones de personas en el Reino Unido, América del Norte y del Sur.

También ha sido nombrada Mujer del Año y Personalidad de Influencia varias veces por periódicos venezolanos como El Nacional, El Universal, Panorama entre otros.

BBC Radio y Televisión

Clara Rodríguez ha participado anualmente tocando y hablando en vivo en el programa “In Tune” de la BBC Radio 3 desde sus inicios en 1998. También ha sido invitada varias veces a hablar de compositoras femeninas y a tocar sus piezas en “Woman’s Hour”.

En abril del año 2016 fue invitada en el programa “Music Matters” dedicado a la celebración del centenario de Alberto Ginastera, dondesu presentador, Tom Service la entrevistó y en donde tocó dos piezas del compositor argentino.

Sus CDs son tocados con mucha frecuencia en programas tales como “CD Review”, “Essencial Classics” y en el “Breakfast Show”.

Clara Rodriguez ha sido entrevistada frecuentemente en muchos de los programas de BBC World Service y France Internationale.

Desde su niñez, Clara Rodríguez ha tocado en directo en los canales de televisión de diferentes países, entre ellos Sky Television y France 3.

Durante el 2016 Clara Rodríguez celebró el centenario del venezolano Antonio Estévez en varios conciertos tanto en el Reino Unido como en Venezuela.

Para más información sobre Clara Rodríguez por favor visite:
Facebook: https://www.facebook.com/pianoclararodriguez/
Blog: http://pianoclararodriguez.blogspot.co.uk/
Wordpress: https://pianistclararodriguez.wordpress.com/
Twitter: https://twitter.com/VENPIANISTA
Youtube channel: https://www.youtube.com/user/Venpianista
Website: http://www.clararodriguez.com http://www.wordpress.uk.com/

Críticas
“Clara Rodríguez es una poeta del piano, si yo fuera pianista me gustaría tocar mis piezas como ella lo hace.” Antonio Estévez

Comentario de Guiomar Narváez sobre AmericasWithoutFrontiers.
“Es un CD para el corazón. Me hizo soñar y vibrar con tu sonido precioso e infinita dulzura”

“El lado multiculturalista de las Américas se celebra en este vivaz disco de la pianista venezolana Clara Rodríguez, que representa la cultura musical de amerindios, europeos y africanos. Desde el principio, el ambiente es de fiesta, con maracas añadidas al Apure en un viaje de Genaro Prieto, un joropo
venezolano.
El colombiano Germán Dario Pérez aporta un bambuco, Ancestro, antes de que las 17 Piezas Infantiles del venezolano Antonio Estévez hablen de una profundidad que desmiente su título. Rodríguez interpreta esta música con habilidad innata, encontrando infinita ternura y nostálgica lamentación. Dos tangos de Nazaret, llenos de energía (el segundo es el conocido Odeón), conducen a un relato robusto de los Tres Preludios de Gershwin antes de que surja la gloriosa Danza de fin de siglo de José María Vitier, con su resplandeciente trabajo de digitación. La seductora pieza por Lamothe, La dangereuse, ofrece otro punto culminante. ¡Un excelente lanzamiento.!” International Piano Magazine

“La venezolana (pianista, Clara Rodríguez) es una valiente defensora de la música latinoamericana, y su programa de piezas para piano alcanza la superficie más baja y con frecuencia alegre para capturar el alma más profunda de la región.Las obras venezolanas de Antonio Estévez y Juan Carlos Núñez son (especialmente) cautivadoras, mientras que los Tres Preludios de Gershwin son un acto magistral” Stephen Pettit. Sunday Times Culture Magazine.

En el número de Septiembre 2009 la revista Gramophone publicó una entrevista hecha a Clara Rodríguez con relación a su disco de música de Teresa Carreño y el crítico Jeremy Nicholas lo reseñó con las siguientes palabras:
“Clara Rodríguez nos ofrece ejecuciones de seductora vivacidad ligadas a ese requisito esencial: ENCANTO. Altamente recomendado”
De su primera presentación pública a la edad de trece años en el Ateneo de Caracas, el crítico Israel Peña se expresó de la siguiente manera: “Cabe decir que en sus interpretaciones hubo algo más de lo que esperábamos, algo fuera de serie, en fondo y aspecto, delicadeza y magia en el toucher”
La crítica aparecida en la revista Musical Opinion sobre su reciente interpretación del Tercer Concierto de Rachmaninoff en la Sala Saint John’s Smith Square de Londres dice:
“Clara Rodríguez ofreció una fluida y comprometida entrega de la muy exi-gente parte solista, revelando con aguda inteligencia los contrastes retóricos de la obra con formas de tocar que se turnaron entre el vigor, la alegría y la compasión”
“Todo lo que tocó Clara Rodríguez en el Wigmore Hall estuvo marcado por la más absoluta belleza de su sonido. Luego de comenzar con la Canción y Danza VI de Federico Mompou, dió una maravillosa, clara y precisa inter-pretación de la Sonata K333 de Mozart. Paralelamente a esto tocó una de las más refinadas obras de Chopin, la Polonaise- Fantasie, pieza que fue an-tecedida por el Nocturno Op.62 No1.Este último con sus largos ramilletes de trinos, elaboradas decoraciones y armonías radicales es por sí solo una pieza exigente pero Clara Rodríguez entiende la música de Chopin maravillosa-mente bien. Su Mozart y su Chopin penetraron profundamente.” Max Harri-son. Musical Opinion. Londres 2006
“Clara Rodríguez es una excelente pianista” Gramophone. Londres
“Los que fueron al recital a oír a un virtuoso estuvieron bien servidos con un denso programa lleno de obras desafiantes, un verdadero tour de force inexorablemente desencadenándose frente a sus ojos y oídos. Los que fueron sedientos de ser vislumbrados por el Arte, el inefable, el inexplicable, el no cuantificable, lo experimentaron también. Fue en suma, una ejecución del corazón, entregada con un toque mágico a través de un ilimitado poder expresivo”
Roberto Filoseta. Compositor. Italia.
“Una pianista con cualidades poco usuales y muy especial en su clase de musicalidad. Ella puede y sabe tocar suavemente, con una gama de matices entre pianissimo y mezzo-forte de extraordinaria sutileza, del tipo que se posa en el oido cual vibraciones de otro mundo. Su recital en el Purcell Room produjo un hechizo de inolvidable belleza” Geoffrey Cranckshaw. Musical Opinion, Londres
“Clara Rodríguez posee una gran habilidad pianística y especialmente una musicalidad maravillosa” Murray Perahia. Marlboro Music. USA
“Discos maravillosamente tocados y grabados que deleitaran a los aficionados del piano y a los amantes de la música en general.” Gerald Fenech. Classical Net

Clara Rodríguez y Michael Collins rinden tributo a Fitzrovia

concierto-2

Este jueves por la tarde se celebró el Festival Fitzrovia en el Bolivar Hall. La afamada pianista venezolana Clara Rodríguez, el conocido clarinetista Michael Collins y una maravillosa orquesta hicieron las delicias musicales de los presentes, durante este homenaje y recorrido a la zona donde tuvo lugar el concierto: Fitzrovia.

Durante el evento tocaron piezas de compositores venezolanos como Otilio Galíndez o  Juan Carlos Núñez y homenajearon a compositores clásicos como Mozart o Wagner. Los músicos que estaban sobre el escenario interpretaron estas obras con una gran habilidad y elegancia, transmitiendo el espíritu de esa música y de Fitzrovia al público y a la casa donde vivió Francisco de Miranda.

Sin duda, una velada inolvidable donde Clara Rodríguez, Michael Collins y la orquesta que les acompañó transportaron a los presentes, a través de su virtuosismo, a la Fitzrovia de épocas pasadas.

http://aculco.co.uk/clara-rodriguez-y-michael-collins-rinden-tributo-a-fitzrovia/

 

 

Fitzfest 2016 Michael Collins and Clara Rodriguez

I am really happy to be taking part in the 2016 Fitzrovia Festival on Thursday 9 June 2016 at 7.30 pm.

The concert will be held at the Bolívar Hall, 58 Grafton Way.

I shall be performing alongside clarinettist Michael Collins and the Festival Muscians Orchestra a really special programme that includes Mozart Piano Concerto KV414, Bliss Clarinet Quintet, Wagner Sigfried Idyll, two Venezuelan songs for clarinet and piano by Otilio Galíndez and Waltzes by 19th century Venezuelan composers compiled and arranged for piano and string orchestra by Juan Carlos Núñez.

FitzFest 2016
Celebrating London’s Fitzrovia with its entire musical heritage from past generations together with the contemporary diversity that thrives today.

The Bolívar Hall is part of Francisco de Miranda House which is situatued in the heart of London’s Fitzrovia. It is an important place for Latin Americans as it was at this address that the construction of the dream of a free and united Latin America was thought out, planned and worked for.
Francisco de Miranda, Simón Bolívar, Andrés Bello and Luis López Méndez, four of the most important Venezuelans of all time met not in Caracas where they were from but at this site in Warren Street in 1810.
The house was also the base for the printing of the first newspaper of the Americas, El Colombiano.
At the time, 58 Grafton Way had a library on the third floor containing approximately 6,000 volumes. Important meetings where political ideas were discussed and where the concept of solidarity between Latin American nations flourished.It was also the home of the first diplomatic representation of Latin America in Europe, Leander Miranda, Francisco de Miranda’s eldest son, was the first representative of the new Republic of Venezuela in 1830. He was also reponsible for anouncing the death of the Liberator, Simon Bolivar to the British Government.
For tickets you can go to:
https://www.eventbrite.co.uk/e/fitzfest-evening-concert-michael-collins-and-clara-rodriguez-tickets-24523642876?utm-medium=discovery&utm-campaign=social&utm-content=attendeeshare&aff=esfb&utm-source=fb&utm-term=listing


 

Clara Rodríguez, invitada a tocar el Primer Concierto de Chopin en Caracas Julio 2015

11535806_876524819087933_5865515035688048241_nLa pianista venezolana Clara Rodríguez ha sido invitada a tocar en el primer concierto de la Serie Venezuela Internacional de la Orquesta Municipal de Caracas, Grandes Solistas y Directores.

La cita es el Sábado 4 de Julio a las 5.00 pm en el Teatro Municipal, entradas aquí: http://solotickets.getmyip.com:8080/evTarifs.aspx?language=FR&owner=163&event=329110818129

Clara Rodríguez será la solista en el Concierto No  1 Op. 11 en mi menor de FREDERIC CHOPIN y la orquesta estará dirigida por el maestro Alfredo Rugeles.

El programa también incluye las obras Camino entre lo sutil y lo errante  de ALFREDO RUGELES y la conocida Sinfonía No.5 en mi menor Op. 64 de PETER ILLYCH TCHAIKOVSKY.

Clara Rodriguez estudió en el Conservatorio Juan José Landaeta con Guiomar Narváez, a los 17 años ganó por concurso una beca para estudiar en el Royal College of Music de Londres con Phyllis Sellick. Ha grabado CDs para el sello inglés Nimbus Records la música para piano de Moisés Moleiro, Federico Ruiz, Ernesto Lecuona, Teresa Carreño y el álbum “Venezuela”. Independientemente ha producido los CDs de Obras tardías de Chopin y Clara Rodriguez con El Cuarteto en vivo.

Este año le fue otorgado el premio Latino del Reino Unido (LUKAS) por su concierto “Appassionata Sonata” en Saint Martin in-the-Fields.

Sus interpretaciones son audaces, apasionadas, sencillamente exquisitas, ella es la exponente por excelencia de la música de piano de Venezuela en el escenario mundial.“ILAMS

Clara Rodríguez ha dado conciertos alrededor del mundo en salas que incluyen el Wigmore Hall, el Southbank Centre, St. Martin in-the-Fields y St. John’s Smith Square.

Clara Rodríguez es profesora de piano en el Royal College of Music.

Una poeta del piano” Antonio Estévez

An evening with Clara Rodriguez and Chopin in Kew

The Venezuelan pianist Clara Rodríguez played on Saturday February 7th in Kew,in the enchanting borough
of Richmond, very close to the world famous botanical park of Kew Gardens.
The concert , to a full house , was held in the beautiful church of St. Anne’s – built in 1714-
under the auspices and by invitation of the Kew Sinfonia conducted by Marc Dooley .
Clara Rodriguez was the soloist in the virtuoso Concerto No 1 in E minor by Frederic Chopin .
The audience showed their appreciation to the artist offering her a long ovation, beautiful bouquets
of spring flowers and sending messages of congratulations .
On previous occasions Marc Dooley and Clara Rodriguez have shared the stage interpreting
the Schumann Concerto in A minor and the Third Concerto by Sergei Rachmaninoff in London’s
St. John’s Smith Square.
Clara Rodriguez performs regularly in Europe and Venezuela . In 2014 she played two celebratory
concerts for the 39th anniversary of the founding of the Sistema of Youth and Children Orchestras of
Venezuela and with the Municipal Orchestra of Caracas.
Upcoming performances include concerts at St. Martin -in- the- Fields ( April 14 ) ,
Purcell Room at the Southbank Centre ( June 7 ) and with the Typical National Orchestra at the José
Félix Ribas Hall( July 25 ) .
The catalogue of CDs recorded by Clara Rodriguez for the prestigious label Nimbus Records
contains five albums of music for piano by Teresa Carreño , Moisés Moleiro , Federico Ruiz ,
” VENEZUELA ” and Ernesto Lecuona. Independently she has produced discs of late works by
Frederic Chopin and with El Cuarteto live. Clara Rodriguez teaches the piano at the JD of the
Royal College of Music in London .

There is only one word for your performance last night: magnificent! So inspiring to hear such wonderful music rendered so faultlessly, and with such incredible sensitivity. I was genuinely moved to tears by it, and I thank you. The Sinfonia generally, was very competent but with you they rose to a higher level, accompanying you with immaculate timing and especial sensitivity. I thought the conductor was excellent, as well. Altogether a most enjoyable evening, and one I will long remember“. William Roberts

” We spent yesterday a wonderful musical evening with the Kew Sinfonia and especially with your magnificent performance of Chopin.
So this morning we wanted to congratulate you for your great talent as a pianist , your brilliance and your smile . Certainly there is the technical and work but also vitality and a great joviality . What a joy for us spectators. Congratulations for this exceptional moment ” Guy, Isabel and Florian Aucomte

“It was FABULOUS! Really great – I’d forgotten what a
long / involved piece of music that is. I can’t believe you learned
it in just a few months. It really is a big work and you really
nailed it! Really beautiful. It was a great evening – you
must play that piece again – it’s so pretty.”

“Thank you very much Clara, it was truly sublime !!!”

Your concert was a triumph. The audience was spell-bound, and as you could hear from the applause and “bravos”, tremendously appreciative.

image(4)

Una noche con Clara Rodríguez y Chopin en Kew

image(4)

La pianista venezolana residenciada en Londres tocó el Sábado 7 de Febrero en el distrito de Richmond llamado Kew, lugar mundialmente conocido gracias a el parque botánico Kew Gardens.
El concierto, a sala llena, se llevó a cabo en la hermosísima iglesia construida en 1714 de Santa Ana bajo los auspicios e invitación de la Sinfonia de Kew dirigida por el maestro inglés Marc Dooley.
Clara Rodríguez fue la solista en el famoso Concierto No 1 de Federico Chopin. El público demostró su reconocimiento a la artista ofreciendole una larga ovación y enviándole mensajes de felicitaciones.
En oportunidades anteriores Marc Dooley y Clara Rodríguez han compartido el escenario en la interpretación del Concierto de Schumann en La menor y en el Tercer Concierto de Sergei Rachmaninoff en la sala St. John’s Smith Square.

Clara Rodríguez se presenta regularmente en Europa y en Venezuela. En el 2014 tocó dos conciertos celebratorios del 39 aniversario de la fundación del Sistema de Orquestas de Venezuela y con la Orquesta Municipal de Caracas.
Próximas presentaciones incluyen conciertos en St. Martin in-the-Fields (14 de Abril), Purcell Room del Southbank Centre (7 de Junio) y con la Orquesta Típica Nacional en la Sala José Fálix Ribas (25 de Julio).

El catálogo de CDs grabados por Clara Rodríguez para el prestigioso sello Nimbus Records contiene álbumes de la música para piano de Teresa Carreño, Moisés Moleiro, Federico Ruiz, “VENEZUELA” y de Ernesto Lecuona. Independientemente ha producido discos de música de Federico Chopin y con El Cuarteto en vivo.

Clara Rodríguez es profesora de piano en el Royal College of Music de Londres.

“Sólo hay una palabra para la actuación de anoche donde Clara Rodríguez tocó el Concierto No 1 de Federico Chopin : magnífico ! Qué inspirador fue escuchar esa música maravillosa en una interpretación impecable, con tanta sensibilidad. Yo estaba realmente conmovido, hasta las lágrimas, y le doy las gracias . La Sinfonia de Kew en general muy competente pero al tocar con Clara se elevó a un nivel superior , acompañándola con gran sincronización y musicalidad . El director, Marc Dooley estuvo excelente, también. Una noche inolvidable”  William Roberts

Pasamos ayer una maravillosa velada musical con la sinfonía de Kew y sobre todo con la magnífica interpretación de Chopin por Clara Rodríguez. Qué gran talento de pianista, su brillantez y su sonrisa. Ciertamente no es sólo la técnica y el árduo trabajo , sino también la vitalidad y una gran jovialidad . ¡Qué alegría para nosotros los espectadores
pasar este momento excepcional!”

Fue fabuloso! Realmente genial – Me había olvidado de lo difícil, largo y bello que es ese concierto.
No puedo creer que te lo hayas aprendido en tan pocos meses. Realmente es un gran trabajo y
has dado en el clavo! Realmente hermoso .Fue una gran noche – debes
tocar ese concierto de nuevo – es tan bonito.

Muchas gracias Clara, ¡fue realmente sublime!

FELICITACIONES…TU TE TRANSPORTAS ANTE EL PIANO HACIENDOLO PARTE DE TI1514398_10152595952630474_647112411918863701_nFotografía por Gabriella Bello10701_10152595958530474_4442149006726930819_n

Clara Rodríguez: “Vamos a hacer el Schumann”

Prensa FundaMusical Bolívar
Esa fue la frase con la que el maestro José Antonio Abreu invitó a la pianista venezolana Clara Rodríguez a tocar de nuevo en su país. La solista caraqueña, residenciada desde hace muchos años en Londres, se reencuentra así este jueves 31 de julio por tercera vez con la Sinfónica Simón Bolívar

Clara Rodriguez “Vamos a hacer el Schumann”

Cada vez que alguna de las orquestas y coros de El Sistema recorre distancias hasta otros países y continentes no solo está mostrando el arduo trabajo musical hecho en casa. Se convierte en una valiosísima plataforma para el intercambio cultural, por supuesto, pero también en una no menos importante oportunidad: la del reencuentro entre colores, recuerdos, raíces y calor humano entre venezolanos. Así ocurrió en el caso de la prominente pianista venezolana Clara Rodríguez, quien este jueves se adueñará de la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional del Centro de Acción Social por la Música (Cnaspm) con el Concierto para piano y orquesta en la menor Op. 54de Robert Schumann. Esta caraqueña es la primera en el público en los conciertos de las agrupaciones de El Sistema en la capital británica, y el pasado mes de junio, cuando la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño de Venezuela (SJTCV) volvió a Londres (Inglaterra), no fue la excepción.

“Después del concierto tuve un encuentro muy emocionante con el maestro José Antonio Abreu y me preguntó cuándo venía a Venezuela y qué quería tocar. Le dije que tenía preparado el Ravel y el Schumann, y me dijo: ´Vamos a hacer el Schumann´”. Esta deferencia e invitación no es solo por la raíces en común. A pesar de que Rodríguez se formó como pianista fuera del perímetro creado por El Sistema, está unida inexorablemente a su existencia: fue testigo en la década de 1970 cuando el maestro Abreu, “jovencito”, llegó a una de sus clases de armonía con el director del conservatorio Juan José Landaeta, Ángel Sauce, a conversar con él sobre “su proyecto de orquestas”; luego, alrededor de 1982, la primera concreción de esa visión, conformada como Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, le acompañó en su primer concierto solista con orquesta en la sala José Félix Ribas del Teatro Teresa Carreño; más adelante, en la década de 1990, se juntaron nuevamente en el escenario con el Concierto para piano y orquesta de Federico Ruiz. Esta elegante y delicada pianista venezolana que en 1980 fue a estudiar al Royal College of Music de Londres y que hoy es profesora de esa prestigiosa institución, ha consolidado una importante carrera como solista. Ha recorrido el mundo con las teclas como equipaje, y también, por supuesto, con un sólido repertorio barroco, clásico y romántico. Sin embargo, su principal pasaporte ha sido la música venezolana, y así lo ha dejado establecido en sus ocho producciones discográficas, cinco de ellas con el reconocido sello inglés Nimbus.

¿Cómo posiciona usted al Concierto en la menor de Schumann dentro del repertorio para piano?

Se considera la columna vertical del repertorio pianístico romántico. El primer movimiento es muy lírico, la orquesta tiene muchos solistas. Es de gran belleza. Schumann estaba muy enamorado de Clara, quien se convertiría en su esposa. Se lo escribió a ella. Siempre hay jueguitos de ternura, pasión, amor. Es una obra muy completa; la cadenza es casi una tocata estilo Bach. Con él Schumann se sale de los patrones que venían de Mozart, Beethoven, aunque conserva texturas.

Se reencuentra con la Sinfónica Simón Bolívar después de muchos años, ¿qué significa para usted estar acá, en la Sala Simón Bolívar, con una orquesta que pertenece a un movimiento vio nacer?

Me siento en casa… totalmente feliz de poder tocar en casa con esta orquesta maravillosa. Cada vez que ellos van a Londres, voy a los conciertos. La primera vez que tocó la Sinfónica Simón Bolívar en Los Proms, la BBC me llamó para comentar la transmisión del concierto en la radio porque me relacionan con El Sistema por ser pianista y venezolana. Entonces para mí, estar aquí hoy, después de que en los ´90 también toqué con ellos el primer Concierto para piano y orquesta de Federico Ruiz, y después de haber tocado en febrero de este año con la Sinfónica de Juventudes Francisco de Miranda, es genial. Esta invitación para tocar el Schumann es otro reencuentro. Además, trabajar con el director Jordi Mora ha sido excelente. Es un músico que reflexiona mucho sobre las frases, la dirección de la música, hacia donde va cada cosa. Hemos trabajado muy bien juntos.

A pesar de que ha viajado por el mundo con sus conciertos de piano solo y el repertorio académico de su instrumento, nunca ha dejado fuera la música de su país…

Sí, en Venezuela hay varios colegas que se han encargado de trabajar con nuestra música. Mi trabajo se ha enfocado en internacionalizarla; la he grabado con sellos internacionales. Creo que el primer disco de piano solo hecho fuera del país con repertorio popular, fue el que hice de Moisés Moleiro, de 75 minutos. En ese momento el público extranjero decía: “¿Venezuela, música venezolana?”, pero a ellos y a la crítica les fascinaba lo que escuchaban. Cuando yo me presentaba en diferentes países; Egipto, India, Siria, Túnez, lo hacía con eso, que era música que nadie conocía, claro que combinada con música clásica. Siempre me preguntaba cómo la iban a recibir. En ese momento era quizás un discurso un poco político, porque Venezuela no era conocida. Estamos hablando antes de que El Sistema fuera muy conocido, antes de que la Simón Bolívar fuera a los Proms la primera vez. Yo siento ese momento crucial, porque la gente comenzó a saber que Venezuela tenía música, y eso, incluso para mi trabajo, ha sido muy importante. Venezuela es reconocida ahora afuera por el éxito de las orquestas, y como un país musical de altísimo nivel.

A propósito lo último que menciona y de la visión que le da vivir fuera del país, ¿cómo ve lo que está pasando musicalmente?

Es extraordinario. Creo que es lo más grande que ha sucedido en música a nivel internacional. Yo no creo que haya un movimiento más grande que este en el mundo. Desde afuera ves en las orquestas venezolanas energía, organización, talento… un muy, muy alto nivel, y la gente lo admira mucho. Sé que los estudiantes ingleses quieren muchísimo a El Sistema. Sé que son admirados y queridos por todo el mundo. Hay pocas palabras para describir lo que significa, porque que tengas cinco mil muchachos tocando en orquestas entre Guarenas y Guatire (de eso me enteré cuando toqué con la Sinfónica de Juventudes Francisco de Miranda), es impresionante. Verlo desde afuera es la alegría, colorido, pero eso es simbólico. Vivir lo que se hace detrás de eso es muy, muy importante, y musicalmente, excelente. Cuando lo ves desde adentro te das cuenta que estás dentro de un sistema educativo. Esto es una escuela y no solo de música. Y, además, El Sistema ha sabido llevar eso hasta todo el país… ¡Guasdualito! En cualquier pueblo o ciudad, por recóndito que sea, hay muchachos de 14 años locos por tocar Bach… ¡es increíble!

Usted da clases en el Royal College of Music, así que cuando dice que los estudiantes ingleses admiran mucho a los músicos de El Sistema, lo dice con propiedad, ¿qué cree que admiran?

Sí, lo veo en los conciertos y se me han acercado muchos diciéndome que quieren venir para acá. Saben que son muy buenos, excelentes y ellos saben lo difícil que es eso. También les gusta mucho su energía y vitalidad.

¿Cómo se siente usted cuando recibe y observa tales manifestaciones?

Pues yo estoy muy orgullosa… y justo ahorita casi no aguanto las ganas de llorar.

¿Quieres saber algo sobre la vida de Robert Schumann y su Concierto en La menor ?

Cuando yo era una niña me gustaba mucho leer un libro de Marcel Brion que me regaló mi padre de cartas entre Robert Schumann y Clara Wieck,  podía imaginar la intensidad de ese gran amor, lo romántico que parecía toda aquella creación de obras como Papillons o Carnaval con todos esos códigos secretos.

Ahora que he recibido una invitación del Sistema de Orquestas de Venezuela para tocar el Jueves 31de Julio el de Concierto en La menor Op. 54 quisiera compartir algunas fechas y hechos de la vida de Robert Schumann los cuales me acercan aún más a la obra y sentimientos de ese genial compositor.

Debo decir que me siento muy honrada por esa magnífica oportunidad que me brinda la Orquesta Simón Bolívar de tocar y con ellos bajo la dirección del catalán Jordi Mora.

Conozco bien el trabajo de finísima factura de nuestra gran orquesta y hace dos días tuve el encuentro con el maestro Mora, he quedado muy impresionada por sus maravillosas ideas sobre el fraseo y la construcción de la obra.

Robert Schumann nació en el año de 1810 en Alemania. Su padre era escritor de novelas con influencia de Walter Scott y de Lord Byron, fue también editor de un periódico y gran lector por lo que Schumann estuvo siempre rodeado de libros; de su madre sabemos que era la hija de un cirujano y que se oponía a que su hijo fuese músico por lo que el joven Robert se inscribió en la Universidad de Leipzig para realizar estudios de derecho. Allí conoció a dos de los grandes escritores de la época: Jean-Paul Richter y Heinrich Heine por los que sentía mucha afinidad.

En realidad a Schumann le gustaba mucho escribir “No estoy seguro de lo que soy” escribió en su diario, agregando “No creo que sea un pensador profundo pues nunca puedo desarrollar un pensamiento del principio al fin” Delante las grandes emociones que siente racciona como poeta y como compositor, sólo que cuando se trata de realmente expresarse, la música es su guía, él tiene la impresión de que las palabras se quedan cortas comparadas a la intensidad que le puede proporcionar la expresión musical. Son las imágenes poéticas, su abstracción y el sentimiento afectivo lo que mas le interesa.

Contrariamente al realismo que los artistas perseguirán mas adelante en la historia del arte, para Schumann como para la mayoría de los románticos, no es el arte el que pertenece a la vida cotidiana sino que la vida entera es una experiencia estética.

En 1830 su madre acepta que sea músico y el joven se instala en la casa de Friedrich Wieck (1785-1873) de quien comienza a recibir lecciones de piano.  Robert se dedica por entero al instrumento olvidándose de escribir su diario íntimo o de componer pero poco tiempo después le escribe a su madre para expresarle el deseo que tiene de ir a estudiar con Hummel, ya que “el viejo” Wieck sólo está dedicado a hacer de su hija Clara una gran pianista. En 1831 sigue algunos cursos de composisción con Heinrich Dorn (1804-1892)

En  1831 Schumann está entusiasmado con los escritos de E. T. A Hoffmann y por la obra de Chopin escribiendo en el Allgemeine musikalische Zeitung “Me quito el sombrero señores, Chopin es un genio!”

En 1832, abandona el objetivo de ser un concertista quizás debido a un procedimiento mecánico que realizó con la idea de mejorar su destreza, lamentablemente se le paralizaron algunos dedos de la mano derecha. Por este tiempo se interesa por la técnica de composición de Johann Sebastian Bach.

Por el año 1833 sus problemas mentales se agravan, él presentía esas crisis desde hacía mucho tiempo de manera esporádica pero comenzó a tenerlas  consecutivamente.

En 1834 funda una escuela de música la cual dirige practicamente solo durante diez años, la Neue Zeitschrift fur Musik. Ese mismo año se compromete con Ernestine von Fricken (1816-1844), una alumna de Wieck, ese compromiso fue roto en 1835 año en el que conoce a Chopin y a Félix Mendelssohn y comienza el romance con Clara Wieck quien tiene entonces 15 años.

Clara obtiene un gran éxito en Viena en 1838 en donde es nombrada virtuosa de la cámara imperial. El proyecto de Schumann de instalarse con ella y de editar su revista de crítica musical no se da. Friedrich Wieck se opone ferozmente a la unión de su hija con Schumann inclusive por medios de muy baja calaña, amenazando con desheredar a Clara y acusándolo a él de alcóholico. Robert y Clara acuden a la justicia y ganan el juicio. Se casan el 12 de Septiembre de 1840 en Leipzig. Tuvieron ocho hijos. Ese mismo año nombraron a Robert doctor de la Universidad de Jena por un ensayo sobre la música dentro del teatro shakespeariano.

En diciembre de 1843 Schumann acompaña a Clara a una gira de conciertos en Rusia donde es tratada su enfermedad pero agrava al regresar a Leipzig, ese mismo año vende su revista Neue Zeitschrift.

Con una pequeña mejoría entre 1845 al 1847 los Schumann van de gira artística por Viena, Brno, Praga, Berlin. La muerte de Félix Mendelssohn lo afecta particularmente y le dedica una de las piezas del Album de la Juventud. Entre 1850 y 1853 tiene el puesto de director de  la música en Düsseldorf, ciudad en donde reside en esos tres años pero su estado mental sigue deteriorandose.

El 27 de Febrero de 1845 durante una crisis de demencia se lanza en las heladas aguas del río Rhin de donde es salvado para luego ser internado cerca de Bonn donde muere el 29 de Julio de 1856, algunos investigadores dicen que no se sabe exactamente de qué enfermedad padecía, inclusive se ha llegado a decir que murió por el maltrato que recibió en el hospital.

La escritura pianistica de Schumann es muy personal, el virtuosismo que ella requiere es quizás menos “natural” que la de Liszt: los dedos no parecen estar a sus anchas completamente, los patrones, la geografía del teclado que hay que abordar y cómo hay que hacerlo es exigente y entrevesada. Fuerza, suavidad, elasticidad, acordes, juego polifónico son parte de las exigencias. Todo es puesto al servicio de un mundo afectivo complejo que incluye la calma y la poesía así como la violencia, lo grotesco y a veces verdaderos estados febriles.

Marcel Brion comenta que Schumann quizás no hubiera sido el prodigioso creador para piano que es, si cuando Wieck le prohibió ver y escribir a Clara, no hubiera hallado en este instrumento su solo lazo de unión con ella. “No creo –escribe- que exista un solo compás, nacido entre 1830 y 1840, en el que no estuviera incluido el pensamiento de Clara”.

Marcel Brion comenta que Schumann quizás no hubiera sido el prodigioso creador para piano que es, si cuando Wieck le prohibió ver y escribir a Clara, no hubiera hallado en este instrumento su solo lazo de unión con ella. “No creo –escribe- que exista un solo compás, nacido entre 1830 y 1840, en el que no estuviera incluido el pensamiento de Clara”.

.

Schumann escribió tres conciertos, para piano, violín y violonchelo, el primero de ellos, opus 54, en La menor, está considerado como una de las columnas básicas del repertorio para piano y orquesta. Schumann había compuesto en 1841 una fantasía para esta combinación, pero no estando satisfecho con ella la dejó reposar durante un tiempo. En 1845 la revisó cuidadosamente y añadió al inicial otros dos movimientos, con lo que formó su Concierto para piano. El resultado fue una obra singular, alejada del modelo de concierto establecido por Mozart y consolidado por Beethoven, que el propio Schumann calificó de «algo entre concierto, sinfonía y gran sonata».

El estreno tuvo lugar el 1 de enero de 1846 en Leipzig, teniendo a la esposa del compositor, Clara, como extraordinaria solista. Hasta casi el final de sus días, en 1896, tocó esta gran artista el concierto de su marido por las salas de concierto de Europa. Edvard Grieg (estudiante en el Conservatorio deLeipzig en aquellos momentos), escucharía el concierto, interpretado de nuevo por Clara Schumann, en 1859, y reflejará en su Concierto para piano y orquesta en La menor la influencia schumaniana.

Consta este Concierto para piano y orquesta en la menor Op. 54 de tres movimientos, si bien el segundo de ellos se funde con el tercero:

Allegro affettuoso. la orquesta toca un solo acorde fortísimo y seguidamente el piano toca una serie de acordes de forma descendiente e impresionante para luego exponer el tema principal el cual es la base de todo el movimiento. El segundo movimiento Intermezzo – Andantino grazioso es una tierna, íntima, conversación entre el piano y la orquesta, el cual sin interrupción, después de recordar el primer tema del primer movimiento sigue hacia el triunfal tema  del tercer movimiento, el  Allegro vivace el cual presenta gran y variada riqueza melódica,  ritmos marcados, con pasajes sincopados y una especie de vals de gran efecto.