Travesía de un piano Steinway- De Londres a Caracas.

En Febrero del 2012 el Profesor José Antonio Naranjo me pidió de una manera muy cordial que consiguiera un piano para la Compañía Nacional de Música que ya el Ministro Pedro Calzadilla había aprobado el presupuesto. Los ojos me brillaron. Inmediatamente hice una lista de los técnicos de piano que conozco en Londres y al regresar a mi casa de Wimbledon me reuní con Peter Salisbury.

Para explicar quien es Mister Salisbury me remontaré al año de 1989 cuando toqué mi primer recital en la sala Purcell Room-Royal Festival Hall del Southbank Centre de Londres. Peter Salisbury ha sido uno de los técnicos de ese improtantísimo centro cultural por aproximadamente 25 años. Él es uno de los 5 o 6 técnicos con el nivel internacional que es capaz de afinar para los más grandes pianístas y quien es llamado por otras salas de conciertos como por ejemplo la Ópera de Sydney, por no comenzar a hacer largas listas. Peter Salisbury entró a la casa Steinway como aprendíz a los quince años salió hecho todo un profesional a los veinticinco. ¿En qué consiste ese entrenamiento? él me explica que pasó tres años aprendiendo a afinar, tres aprendiendo a manejar y hacer cada parte de la maquinaria del intrumento y otros tantos años aprendiendo el arte de calibrar a la perfección cada sonido asi como la resistencia de cada tecla para que el balance esté ecualizado. Es el trabajo de un artesano con oído de artísta. Peter es un apasionado de los pianos y del trabajo pianístico. Su vida se la ha dedicado a lograr que los pianístas podamos tocar instrumentos en donde se puedan hacer desde los Pianissimos más sutiles hasta los Fortissimos mas poderosos y lo más importante, que podamos hacer toda la gama de matices que un buen pianista sabe que existe entre esos extremos. Colores, sombras, relieves, tímbres diferentes es lo que nosotros los artístas perseguimos cuando tocamos para así darle la vida que se merecen las obras. Allí está el verdadero sentido artístico de los buenos pianístas…o por lo menos los de la vieja escuela!

Peter Salisbury se quejaba hace unos días porque dice que esa tradición que nos viene de los más grandes como Chopin, Liszt, Clara Schumann está muriéndose y le achaca la culpa a los concursos internacionales que premian a los que tocan más rápido y que revientan cuerdas al tocar debido a que no producen el sonido a través de la relajación, buscando la belleza sonora sino que practicamente son personajes que se pueden definir como pugilistas o “atletas musicales”.

En mi caso, he tenido la dicha de tocar en pianos servidos por Peter unos 15 recitales con obras del gran repertorio universal como la Sonata en Si menor de Liszt, así como Sonatas de Chopin, Schubert, Beethoven, Mozart sin olvidar que he estrenado muchas  obras de autores como Federico Ruiz, Mirtru Escalona, Alfredo Rugeles, Ricardo Lorenz y he podido mostrarle al maravilloso público londinense música de Venezuela y del resto de Sur América y el Caribe.
La experiencia siempre ha sido la mejor que puede tener un concertista. Contar con un instrumento así hace volar la imaginación del intérprete y ayuda a la concentración más profunda ya que sabemos que podemos dejar hablar a la música como la hemos pensado, podemos hacer nuestra verdadera interpretación de las obras escogidas.

Por eso no dudé en contactarlo con el proyecto de encontrar para Venezuela el mejor piano posible.

Por gran suerte nuestra el Southbank Centre está en un período de renovación y Peter consiguió que el Royal Festival Hall le vendiera ese piano por el que empezamos a  luchar. Él lo restauró y además le construyó una máquina o acción extra la cual se puede  poner y quitar con facilidad. La importancia que ésta ventaja tiene es que por medio de esa innovación se duplica la vida del instrumento ya que no siempre se usa la misma, además de que entre sí hay una gran diferencia en cuanto al timbre o color sonoro.

Agrdezco infinitamente que el maestro Naranjo haya creido en mi palabra con respecto a ese hallazgo y después de año y medio de trámites burocráticos, elecciones, muerte del presidente, nuevas elecciones, cientos de emails, ligados a la tenacidad que me ha dado el amor por mi país, el sueño de tener aquí un instrumento de ésta calidad y el apoyo moral y constante de Peter Slisbury y de los miembros de la Compañía Nacional de Música, RESPIRO, el piano está listo para ser estrenado el 9 de Agosto de 2013 a las 6.00 pm.

Entre los pianístas que también han tocado conciertos y grabado CDs en el piano en cuestión están Eugene Kissin, Maurizio Pollini, Alfred Brendel, Barry Douglas…ésta servidora.

Aparte del lazo profesional que tengo con Peter Salisbury están dos importantes anecdotas, él fue durante muchos años el técnico de mi profesora de piano en Londres, Phyllis Sellick y hace unos diez años Peter se casó con una gran pianísta y fantástica amiga de hace mas de veinte años, Eva María Alexandre.

Advertisements

One thought on “Travesía de un piano Steinway- De Londres a Caracas.

  1. Pingback: Un Piano de Leyenda 2013 | pianistclararodriguez

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s