Crítica -De una pianista a un pianista

La experiencia de traer a un amigo desde lejos, en este caso desde Boston, un músico de cualidades especiales, con repertorio absolutamente propio, a una serie que había estado soñando desde hacía muchos años, es una responsabilidad cuando uno lo que es es concertista de piano, no empresario! pero así se realizan los sueños, con un poco de magia, mucho empeño de parte y parte y un toquecito del sentido de la aventura, cosa que no nos es extraña a nosotros los músicos, cada concierto es un camino a lo desconocido así nos conozcamos de memoria lo que vamos a tocar y en el caso de Leo aún más porque el se mete por unos caminos, anda un buen trecho a sus anchas y luego regresa como si nada a la recapitulación

Leo Blanco me dice un día que viene al Reino Unido en Junio y yo inmediatamente pienso, tengo que hacer un festival, él me dice que muy bien le hubiera podido decir “muy bien vale, nos tomamos un café juntos cuando vengas”  pero era mas emocionante hacer que tocara un concierto, claro. Para eso tenía que organizar más de uno, se veía mejor, pensé. Entonces empecé a invitar a otros amigos y de repente tenía a 10 personas que venían de cinco países a tocar en Londres.
Todo llega, y el 20 de Junio nos encontramos en el Bolivar Hall, Leo Blanco al piano, yo en primera fila.
El bello ser humano que es Leo Blanco se transfroma en música, lo que respira, vive, sueña, oye interiormente, su humanidad es sonora. Leo se divierte, se delumbra a veces él mismo con sus invenciones, casi como le pasaba a Liszt. Con sus ojos cerrados, él deja que sus grandes manos vayan por si solas al encuentro de las teclas precisas. Su ritmo y su pulso de acero son su columna vertebral y su torrente sanguíneo. Así pasó una hora y media tocando sus temas, trasnformádolos a su antojo y los escuchas, siguiéndole en su andar y desandar, como ya lo dijo alguien antes, hipnotizados.
No sé, al final de todo, si es jazz, no creo que sea solo jazz, tiene el calor de Caraballeda, un poco del aturdimiento latino, venezolano, un poco de caos, fuerza, mucha fuerza. Yo digo que es torrente tropical en las teclas.
Le agradezco el atrevimiento y las ganas de compartir su mundo interior.IMG_2022

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s